CIAO Windsurfing

Ciao Galicia: la crónica

Con nuestro cronista oficial perdido en algún lugar de Los Alpes y el resto de la tropa recién llegados de su retiro anual en el Balneario de Aguas Termales de Laxe, nos ha tocado pedirle el favor a un ilustre caballero del windsurfing y conocido agitador de masas: D. Jesús Galera Mompeán. Gracias al CIAO el bueno de Jesús ha navegado por primera vez en Galicia… vaya debut!.

Eso sí, antes de dejaros con su contagiosa prosa me gustaría añadir que vaya pedazo de CIAO que se han marcado los gallegos… han puesto el listón altísimo a todos los niveles: condiciones, organización, avituallamiento, participación, hospitalidad y un largo número de ítems más.

Desde aquí nos gustaría expresar un profundo agradecimiento a los windsurfistas gallegos, al Gran Luis Taboada, al Club Ferrolvento, a Víctor Robleda y sus jueces, y a todos los que lo habéis hecho posible… en especial a Marta y Victor, por su dedicación, por su fanatismo windsurfero y por su amistad.

No tenemos ni idea de dónde va el CIAO, pero si sabemos que ya ha merecido la pena… y aún queda Alicante!!!!

Ahora sí, la crónica:

67 Horas

            Ciao! Galicia 2013 se presentaba para algunos de los participantes como la oportunidad de navegar por primera vez en aguas del océano Atlántico, lo que convertía esta prueba en marca obligada de las agendas personales de los riders. Algunos únicamente necesitaron escuchar una frase para comprender y terminar de decidirse a viajar hasta tierras gallegas…”tienes que venir, va a ser histórico“…la otra misiva en forma de mensaje de texto fue…”tu y yo…pa’Galicia!.

De las cuatro pruebas que integran el circuito esta era muy esperada por gran parte de la flota por muchas razones, entre ellas la más importante…Galicia! posiblemente el germen, aunque adormecido, que residía a sus anchas en la cabeza de los ideólogos del Ciao!. El resto de pruebas del circuito se celebran en nuestro querido Mediterráneo, pero esta tercera parada del Ciao! iba a tener lugar en alguno de los mejores spots nacionales de olas.

El anuncio se hizo oficial, como de costumbre, el jueves anterior a la fecha de desarrollo de la regata, una vez los gurús locales habían confirmado las previsiones y daban por bueno el parte de viento y olas. En ese momento la maquinaría se puso en marcha, organización, riders, jueces, acompañantes, etc. se embarcaban en una aventura inédita.

En Galicia esperaba toda la flota de excelentes windsurfistas gallegos al resto de participantes, que como va siendo habitual llegan desde cualquier parte de España, especialmente de las antípodas peninsulares, Almería, Murcia, Alicante, Valencia y por supuesto nuestro satélite de la M40…Suponemos que debe haber algo de verdad en aquello de que “la felicidad se mide en el cuentakilómetros del coche”. Y hablando de coche, mas adelante nos detendremos en uno especialmente.

El sábado 10 de Agosto, a primerísima hora de la mañana, todo estaba listo en la Playa de San Xurxo. Jueces y organización tenían todo previsto para comenzar a elaborar los cuadros y mangas. Gracias a la experiencia y conocimiento de las condiciones de los organizadores locales se tomaron varias decisiones que hicieron posible el desarrollo de la prueba con nada más y nada menos que 42 participantes!!!  Se aumentó el tiempo y número de integrantes por manga respecto a las pruebas anteriores, de manera que se daba más opción a los riders en caso de sufrir algún percance en la ola, a la vez que se definía un sistema de repesca que garantizaba al menos dos eliminatorias a cada participante.

No hemos hablado de las condiciones porque sencillamente no tenemos palabras. Viento side-off para 5 metros, olas de entre 1,5 y 2,5 metros, sol radiante, vegetación, y arena blanca.

A lo que íbamos, desde el principio los windsurfistas locales empezaron a demostrar porque para ellos esas condiciones eran algo normal. Salvo las notables actuaciones de los murcianos Óscar Alcaraz y Pablo Mas, y los Valencianos Gradolí y Javi LaVila, las eliminatorias estuvieron dominadas por los windsurfistas locales, Piloto, Pumuky, Félix, y un largo etcétera de excelentes waveriders.

A medida que avanzaba el día el viento fue subiendo de intensidad, y la ola, gracias al swell que entró al final de la regata, hizo que las condiciones para el desarrollo de las semifinales y final fuesen excelentes. Aéreos alucinantes, con una velocidad en la ola solo apta para amantes del slalom extremo…al largo a tumba abierta!

Para terminar la jornada, una vez hecha la entrega de trofeos y fotos de equipo, y haciendo gala de un magnifico papel de anfitriones, la flota gallego desplegó una logística sorprendente para que todo aquel que estuvo dispuesto saborease un sabroso churrasco y una enorme marmita de callos a pie de playa que hizo las delicias de todos, especialmente de un ilustre del windsurf almeriense. Teniendo en cuenta el tamaño (tamañazo) de los bocatas durante la competición, estábamos seguros de que podíamos confiar plenamente en la infraestructura local.

Como recordáis hemos mencionado que se ha conducido durante muchos kilómetros para que Ciao! Galicia 2013 quede en nuestras cabezas como una experiencia única, pues bien…2400 de esos kilómetros fueron recorridos por una expedición cuyo viaje exprés duró apenas tres días, 67 horas, de las cuales 24 fueron enlatados en un A6 y su inseparable interzeptor, en total 10 metros de longitud de vehículo que no se detuvo ni cuando durante unas horas y debido a un ataque de risa conductor y copiloto parecían haber abandonado la labor que tenían encomendada.

Pero valió la pena, Galicia y Ciao 2013 siguen paso firme hacia algún lugar, que aún no sabiendo exactamente cuál es, sí tenemos la certeza que será increíble, inédito e ingeniosamente divertido!

En breve, las clasificaciones del evento y del circuito, el cuadro, y todas las imagenes…

Foto tomada por Juanju Mayoral.

      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *